domingo, 9 de noviembre de 2008

TRADICIONES, MITOS, COSTUMBRES Y LEYENDAS


- En semana santa la quema de Judas y el pasquín o testamento donde Arévalo Andrade lee lo que Judas le deja de herencia a los ahijados, el "bagre rayado", el dulce de lechosa y de nuez, los juegos de bolo, boliche, quebrar cocos, el río, la quebrada de Tierra de Loza, las misas en Guaitò, en Camburito, el vía crusis, los visitantes y otras costumbres que alegran la semana mayor


En semana santa los sonidos del "hachero" los gritos de la "sayona" y los silvidos del "silvon" son oidos por algunos en los sanjones y cañadas.

Cuentan que cuando cae la noche no se puede pasar por los "pumarrosos" en el caserío El Hoyo, ya que lo pueden espantar.

Dicen que en la casa de Humberto Lucena no se queda nadie sin que no este él, porque las animas no lo dejan dormir.

A la iglesia no entra nadie después de la media noche, ya que dicen que los muertos bajan a rezar desde el cementerio con vestimenta blanca y murmullo que no se entiende.


AUN SE CONSERVAN LOS JUEGOS TRADICIONALES


El carro e`palo, una tradición cultural de esta zona, la construcción es muy meticulosa las ruedas son de madera con una goma alrededor que sirve de amortiguación, tiene un puesto grande para el piloto y copiloto, las transmisiones son dos ejes de madera que son engrasados para darle velocidad al carro, la dirección son dos trozos de soga uno en cada lado del primer eje, y el freno es una banda de neumático que va desde el eje trasero en forma de nudo, hasta una palanca que se hala para frenarlo. Este medio de transporte sirve para “echarse la cola” y para transportar víveres o leña. En la foto vemos como Geraldo Pérez piloteando un ejemplar en el caserío El Hoyo, conservando nuestras tradiciones culturales.